UN GIMNASIO AL AIRE LIBRE

Siempre he entendido el gimnasio como una buena forma de entrenar, de cuidar tu cuerpo, trabajarlo y fortalecerlo con las múltiples máquinas y pesas que ofertan además de haber sido usuario en múltiples ocasiones.

Pero luego salgo a la calle, al parque, a la montaña… y una parte de mi se pregunta ¿habrá aun gente que no conozca esta fantástica sensación? Notar el frío que entra con la cada inhalación y llega hasta los pulmones, respirar un aire tan puro que parece que te suma vida, y terminar con ese fantástico subidón de endorfinas que te hace darte cuenta que no necesitas más que ganas e imaginación para salir a disfrutar del ejercicio al aire libre.

Hablamos de entrenar con calma, entrenar con alma.

En este post os queremos invitar a probar una opción más de entrenamiento. Sencilla, económica, sin cuotas ni matrículas… un gimnasio para todos.

Recordar que, la única condición necesaria para entrenar sin supervisión, es que tengáis conciencia de vuestro propio cuerpo, pensar qué queremos trabajar, con qué objetivos y ser conscientes de nuestro nivel de entrenamiento.

Proponemos un circuito de ejercicios que se puede complementar a tu día de carrera, paseo o actividad aeróbica, osimplemente como una actividad más para tu rutina.  Son muchos ejercicios que se pueden realizar al aire libre, sin ningún tipo de material, utilizando el ingenio y las cuidando estar la posición correcta para cada ejercicio. Las posibilidades podrían aumentar trabajando con algo de material .

En los ejercicios podemos ver trabajo de fuerza de diferentes grupos musculares desde tronco superior hasta parte inferior. Estas son algunas de las posibilidades de los ejercicios:

Realizar 3 series de 12 repeticiones cada ejercicios.