MUCHO VOLUMEN Y POCAS NUECES

¿Cuantas veces has escuchado en los gimnasios, con demasiada rapidez y poco criterio, gente que desea hipertrofiar sus músculos?

Para empezar este post vamos a pediros que visualicéis dos tipos de personas, una persona con mucho volumen muscular y una persona delgada pero muy fibrosa. 

Vamos a explicarlo de la manera más sencilla posible. El volumen (tamaño) del músculo y la fuerza no están siemprerelacionados proporcionalmente.

Cuando hacemos referencia del término científico hipertrofia, hablamos de crecimiento muscular. El entrenamiento de hipertrofia es el trabajo enfocado a la ganancia de músculo yrelacionado con la fuerza.

Para saber un poco mas sobre la estructura muscular:

El músculo esta compuesto de fascículos, fibras, miofibrillas y dentro de estas la actina y miosina (como responsables de la contracción). Estos componentes tienen función estructural y son los encargados de que podamos realizar los movimientos.

Ahora bien,  cuando hablamos con un profesional del sector al cual demandamos aumentar nuestros músculos trabajando la hipertrofia siempre debe preguntarse:

¿Hipertrofia Sarcomérica o Sarcoplasmática?

Sí, hay diferentes tipos de hipertrofia y las vamos a explicar.

La hipertrofia sarcomérica (miofibrilar) o funcional, hace referencia al aumento de tamaño en las fibras (miofibrillas musculares) que son la estructura contráctil más pequeña del músculo.  Este tipo de trabajo sirve para aumentar  la fuerza y es muy utilizado en atletas como, judocas, velocistas, levantamiento de peso, karatecas… deportistas que buscan ganancias importantes de fuerza sin aumentar el tamaño de sus músculo ni su peso (ya que muchos compiten en función de él) .

Por otro lado definimos la hipertrofia sarcoplasmática o estética, que se basa en el aumento del número de proteínas no contráctiles del músculo y del volumen de plasma muscular (fluido).  Este trabajo es propio del fitness o culturisto y no implican un aumento de la fuerza aunque sí de las estructuras; los últimos estudios también muestran su importancia en la rehabilitación de lesiones, por ejemplo articulares.

Después de explicaros los tipos de hipertrofia que existen…  

¿Hipertrofia sarcomérica o sarcoplasmática?,  ¿volumen o fuerza?, ¿ estética o funcionalidad?

Adapta el entrenamiento de fuerza a tus objetivos, y a la hora de trabajar cualquier tipo de hipertrofia, poneros en contacto con un profesional en el sector deportivo.